Alternativas al proceso de juicio

Alternatives to Trial

Una guía para resoluciones alternativas de disputas legales

Una resolución a su disputa legal sin tener que recurrir a un tribunal podría ayudarle a evitar los costos y las demoras de una resolución por medio de un juicio en un tribunal. Alternative Dispute Resolution (resoluciones alternativas de disputas legales) puede ser una solución más deseable que un juicio.

Se conoce al sistema legal norteamericano como modelo de resolución imparcial de disputas. Si bien un juicio en un tribunal es la columna vertebral del sistema judicial norteamericano, la cantidad de casos que se deben resolver excede la posibilidad real de los tribunales. Esto sucede tanto a nivel federal como así también en los tribunales estatales. Es así que llevar un caso civil a juicio puede tardar mucho, a veces años. Seguir el proceso de juicio también puede resultar caro y sin garantía de éxito. Debido al sistema norteamericano de decisión por jurado, la resolución del caso queda en manos de personas que quizás no sepan mucho acerca de la empresa o la industria involucrada en la disputa. Por esta razón muchas personas prefieren recurrir a una resolución alternativa, en la que pueden dilucidar mejor sus posibilidades de éxito.

Estas dos dificultades - el tiempo que se puede tardar para llegar a una resolución y la falta de conocimiento por parte de las personas que decidirán el caso -  son las situaciones a las cuales se dirige Alternative Dispute Resolution ("ADR") (resolución alternativa de disputas). Si bien podemos señalar algunas diferencias menores, en este folleto vamos a presentar los dos procesos de ADR más importantes:  arbitraje y mediación. Es muy común pensar que estos dos métodos son iguales pero no es así:

• El arbitraje es un proceso informal y de adversarios, semejante al juicio tradicional pero más sencillo e informal. En el arbitraje el árbitro recoge y considera la prueba para tomar una decisión que será de cumplimiento obligatorio para las dos partes.
• La mediación es el intento del mediador de construir una resolución de una disputa por medio de un acuerdo entre las partes: l mediador no es un juez sino más bien un intermediario.


Arbitraje

Se conoce el arbitraje como un "juicio privado" en el cual las partes pagan para que avance el proceso. En el juicio tradicional, los ciudadanos pagan con la contribución de impuestos. A diferencia del juicio tradicional en el cual el veredicto es público, en casos de arbitraje por lo general, la decisión final es confidencial.

Las partes deben acordar la resolución por arbitraje 
El arbitraje es un proceso que debe ser acordado por las partes. Si las partes no están de acuerdo en una resolución por arbitraje, el árbitro no tiene jurisdicción sobre las partes ni autoridad para resolver la disputa. Un litigio en un tribunal de justicia comienza cuando una de las partes presenta una queja o demanda al tribunal en contra de la otra parte, sin tener en cuenta la voluntad de la parte demandada de decidir la disputa de esa manera.

El arbitraje es menos formal
El proceso de arbitraje es mucho más informal. La audiencia de arbitraje tiene lugar en una sala de reuniones y no en una sala de tribunal. A veces habrá un solo árbitro, a veces habrá un panel de tres árbitros. Se le toma juramento a los testigos como se hace en un tribunal tradicional, y las partes o los abogados de las partes presentan su prueba como en un juicio tradicional. Los reglamentos procesales y las reglas para presentar la prueba que gobiernan estrictamente el litigio en un tribunal se usan sólo como guía para el proceso de arbitraje.

Los árbitros no son siempre abogados
De hecho, una de las ventajas del proceso de arbitraje es que las partes pueden buscar un árbitro que conoce el tema en el área en que se desarrolló la disputa. Por lo tanto, no es extraño ver a un contratista o arquitecto cumplir la función de árbitro en una disputa sobre un tema relacionado con un tema de construcción. Asimismo, se podría elegir a un contador para resolver una disputa referente a una cuestión impositiva o una cuestión de finanzas.

La decisión del árbitro es inapelable
La resolución de la disputa por el proceso de arbitraje tiene fuerza de ley. Salvo en muy pocas circunstancias, no se puede apelar la decisión del árbitro. Las partes acuerdan aceptar la decisión del árbitro cuando acuerdan utilizar el proceso de arbitraje. (Sin embargo, en casos civiles más sencillos se permite apelar la decisión proveniente de un proceso de arbitraje que tiene lugar como parte de las reglas de procedimiento de un litigio en un tribunal legal.)
 
Loa árbitros cobran por su trabajo
Como en el sistema público de tribunales donde los jueces reciben recompensa monetaria proveniente de los impuestos, en el sistema de arbitraje las partes de la disputa le pagan al árbitro o árbitros, por lo general por hora de trabajo. Normalmente, los árbitros detallan en sus biografías lo que cobran por hora pero si no fuera así, no dude en preguntarle al árbitro cuánto cobra por hora.

Cuánto tarda el proceso?
El proceso de arbitraje tarda según la complejidad de la disputa que se ventila. Un arbitraje sencillo entre un locador y locatario puede tardar menos de medio día. Las sesiones de arbitraje de casos comerciales complicados o de construcción pueden durar varias semanas. Por lo general el periodo que transcurre desde el comienzo del arbitraje hasta la presentación de la resolución final es mucho más corto de lo que tardaría un proceso de litigio en un tribunal tradicional desde la presentación de la queja hasta la decisión final del juez.

Arbitraje obligatorio
Todos los condados cuentan con un proceso de arbitraje obligatorio. La cantidad de dinero que se disputa indica cuándo se debe proceder con un arbitraje obligatorio. Cada condado difiere en la suma de dinero que indica la necesidad de utilizar el proceso obligatorio de arbitraje. En el arbitraje obligatorio, abogados que trabajan como voluntarios se presentan para resolver los casos.  Este servicio es gratis para las partes. En los casos de arbitraje obligatorio cualquiera de las partes puede apelar la decisión del árbitro ante el Tribunal Superior. En caso de que la parte que apela pierde su apelación éste deberá pagar una penalidad importante. Se trata de desalentar la apelación de las decisiones de un arbitraje obligatorio.


Mediación

El público suele confundir la mediación con el arbitraje y es común pensar que se trata de lo mismo.  No es así.

Arbitraje = Decisión de una tercera parte
En el arbitraje las partes entregan su suerte a la decisión de una tercera parte - el árbitro. Las partes ya no ejercen control sobre la resolución de su disputa y sólo pueden esperar que el caso que presentan pueda persuadir al árbitro para poder ganar el caso.

Mediación = Resolución por acuerdo de las partes
Con la mediación las partes mantienen control sobre la resolución de su disputa porque controlan el proceso de decisión. El mediador no es un juez. El mediador facilita la comunicación entre las partes con el fin de lograr un acuerdo que las partes mismas han creado y aceptado, en lugar de dejarle la decisión a una tercera parte, ya sea un árbitro en un sistema privado o un juez en el sistema público.
No existe una reglamentación
La mediación no está regulada por las leyes estatales ni por los niveles mínimos de excelencia de alguna industria (aunque hay un estatuto de Arizona que estipula cuestiones de confidencialidad relacionado con la mediación.) Cualquier persona puede publicitarse como mediador. Por esta razón es posible que las partes no queden satisfechas con los resultados de una mediación. Si las partes deciden que el proceso de mediación podría ser una resolución favorable para las dos partes, es importante que se tenga en cuenta la experiencia de los mediadores que van a elegir. Es así que se puede elegir un mediador de una organización profesional de Alternative Dispute Resolution (ADR).  Estos profesionales están capacitados y tienen mucha experiencia. Asimismo sus biografías están a disposición del público para ayudar en el proceso de selección de mediador. Organizaciones de este tipo cuentan con un código de ética para sus miembros.

No es necesario que los mediadores sean abogados
La mediación, aunque parezca ser un proceso legal, no requiere que los mediadores sean abogados.  De hecho, muchos mediadores son profesionales de diferentes industrias. Estas personas demuestran la habilidad de llevarse bien con personas de personalidades diferentes, cualidades muy valiosas para encontrar puntos comunes en personas con puntos de vista diferentes. La habilidad para entender la psicología de la ira, el miedo y la venganza; la habilidad para escuchar argumentos de manera objetiva; el conocimiento de una industria o tema especial; la creatividad para desarrollar soluciones y la habilidad de poder actuar como una influencia positiva en ambientes de mucha tensión son cualidades claves de un mediador de calidad.

Los mediadores también cobran por su trabajo
Al igual que los árbitros, los mediadores cobran por su trabajo, generalmente por hora. Los mediadores suelen estipular sus tarifas por hora en sus biografías.

Cuánto tarda el proceso?
Como se puede imaginar, la duración de una mediación o el hecho de poder contar con una mediación exitosa, depende de la voluntad de buena fe de las partes y su deseo de querer llegar a una resolución de la disputa; es decir, es necesario que las partes realmente quieran resolver la disputa. Si una de la partes no quiere colaborar, la mediación tardará más y la posibilidades de una resolución aceptable para las dos partes será más difícil.

Mediación obligatoria
Muchos de los juzgados de paz en Arizona requieren que se utilice la mediación para juicios de reclamos por cuestiones de menor cuantía antes de que intervenga un juez. En el Tribunal Superior, en los casos de divorcio, las partes deben participar en sesiones de mediación antes de presentar el pedido de divorcio ante un juez. En estos casos los mediadores trabajan como voluntarios y por lo tanto no se cobra por esta intervención. La mayoría de los jueces del Tribunal Superior piden que las partes participen en el proceso de mediación antes de fijar la fecha de juicio. Existe un proceso civil en el cual un juez del Tribunal Superior puede pedir lo que se conoce como un "settlement conference" una conferencia de mediación que consiste en una reunión de las partes de un juicio, similar a una mediación.

Dónde puedo encontrar más información?
Existen muchas organizaciones de ADR que ofrecen servicios de arbitraje y mediación y que organizan todo el proceso para las partes que quieran participar. Se cobra por este servicio pero muchas veces bien vale el dinero tener personas idóneas que intervengan en el proceso, especialmente si usted no está acostumbrado a organizar conferencias telefónicas, fijar fechas de audiencias u organizar el intercambio de documentos con la parte contraria antes de la audiencia.

Si desea encontrar una organización de ADR, pregúntele a un abogado que conoce las posibilidades de ADR y cómo se hace para contactar a esta agencia. Tenga en cuenta que muchos árbitros y mediadores también eligen trabajar de manera independiente de organizaciones de ADR o trabajan en casos relacionados con ADR como en casos independientes de la organización de ADR. Para profesionales de ADR independientes quizás una recomendación sea lo más adecuado así que utilice los recursos locales en su comunidad. El Internet también podría ser de ayuda.